2017-Agrupación de Profesionales ELAM-Chile

¡NO AL EUNACOM, SI A UN SERVICIO MÉDICO SOCIAL EVALUATIVO!

27/05/2016

 

 

Luego de hacerse pública la propuesta de los Senadores de la República consistente en la revisión del Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina (EUNACOM) con vistas a su eliminación y reemplazo por un instrumento más idóneo; y la realización de la denuncia en su contra en la Fiscalía Nacional Económica; fueron publicadas las opiniones de dos figuras importantes del área de la salud, ambas a través de cartas a El Mercurio. En estas manifiestan su malestar con el Senador Navarro por los cuestionamientos al examen, llegando al punto de “advertir” que se verían obligados a eliminar la convocatoria de julio.

 

Si bien no se puede desconocer el prestigio de la medicina chilena sobretodo basándose en sus logros en Salud Pública, argumentar que los médicos graduados en otros países “no tienen la misma calidad y experticia de los médicos chilenos”[1], es por lo menos apresurado y desconoce la calidad de los centros formadores de otros países. Una de ellas es la Escuela de Medicina Cubana (nuestra Alma Mater), cuyo prestigio es reconocido internacionalmente y por organismos como la OMS, que además ha formado médicos de todo el continente con un enfoque que fortalece el modelo biopsicosocial, contrarrestando el anacrónico modelo biomédico aún predominante en Chile, en la formación de pregrado y perpetuado en una evaluación como el EUNACOM. Tal muestra de Solidaridad no es menor en un país asediado hace 55 años por un embargo económico, un PIB per cápita 2.31 veces menor que el chileno (6.789,8 versus 15.741,7 dóls., año 2013) [2] y que además destina más recursos fiscales en el área salud que Chile (%PIB Cuba: 8.8/ Chile: 7.7, OMS, 2013)[3]

 

Los defensores del EUNACOM y su metodología insisten en argumentar que el objetivo del mismo es salvaguardar la calidad del ejercicio médico en nuestro país, aduciendo que desde su aplicación a partir del año 2009, los porcentajes de reprobación de los médicos extranjeros fluctúan entre el 70 y 90 %, en contraste con los médicos graduados en universidades nacionales, cuyo porcentaje de aprobación está entre 80 – 90%. Sin embargo, es que pruebas estandarizadas como la mencionada no son aptas para medir la calidad en salud, ya que los factores implicados para evaluar la misma como accesibilidad, confiabilidad, competencia, receptividad, credibilidad y cortesía, entre otros, no son considerados en el EUNACOM, que como mucho pudiera medir competencia, es decir, habilidades y conocimientos necesarios para ejecutar un servicio, nada más que uno de los elementos de la calidad.

 

Por otra parte, ocupar estos números como argumento sería realmente válido si la entidad que confecciona este examen no fuera una institución de Derecho Privado como la ASOFAMECH, cuya transparencia ha quedado en tela de juicio a raíz de la filtración de preguntas dentro de algunas de sus facultades integrantes como sucedió el año 2012. La que además coopta en sus manos la inserción del recurso humano médico en el sistema público de salud, no así en el sistema privado.

 

Como Agrupación NO QUEREMOS SU ELIMINACIÓN DE MANERA IRRESPONSABLE, más bien optamos por un proceso más transparente e idóneo a las necesidades sanitarias del país. Como Agrupación de Egresados de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) hemos planteado una propuesta donde la incorporación de médicos en el extranjero sea a través de un Servicio Médico Social tutoriado y por un período de dos años, ejerciendo en las áreas de nuestro territorio que más lo necesiten, con la finalidad de fortalecer la APS. Y como entendemos la importancia de promover la calidad de la salud chilena es que apelamos a un Servicio Social EVALUADO, que simultáneamente contribuya a mejorar el acceso oportuno a la atención médica a lo largo del territorio.

 

Finalmente, proponemos que este sistema evaluativo esté en manos de instituciones públicas. Enfáticamente son los Ministerios de Salud y de Educación los llamados a ejercer la administración del mismo, pues consideramos que es responsabilidad de ambos regular la incorporación de médicos al Sistema Público de Salud, evitando así, que entidades privadas decidan cuestiones de carácter público en nuestro país.

 

 

¡Por una Salud Pública, Universal, Gratuita y de Calidad!

 

 

Compartir
Retweet
Please reload

Categorias
Please reload

Please reload

Artículos Relacionados
Please reload